Mitigar el riesgo, clave para la prevención de fraude

El lavado de dinero es un delito organizado, transnacional y complejo. Tanto en los servicios financieros como en retail, toma especial relevancia el fraude y los delitos informáticos por parte del consumidor.